Un Sembrador salió a sembrar. mientras iba esparciendo la semilla, una parte cayó junto al camino, y llegaron los pájaros y se la comieron. Otra parte cayó en terreno pedregoso, sin mucha tierra. Esa semilla brotó pronto porque la tierra no era profunda; pero cuando salió el sol, las plantas se marchitaron y, por no tener raíz, se secaron. Otra parte de la semilla cayó entre espinos que, al crecer, la ahogaron. pero las otras semillas cayeron en buen terreno, en el que se dio una cosecha que rindió treinta, sesenta y hasta cien veces más de lo que se había sembrado. El que tenga oídos, que oiga.
Mateo 13:3-9
 
Siembra






 

Fundación Soy de Cristo

 

 
Sobre la Fundación
Nuestras Niñas
Siembra
Devocional
Actividades
Contacto
 

Actividades
Pasadas

Congreso Familiar - ¿Cómo hacer de mi adolescente un adulto íntegro?


Saber más